El poder cambia de manos de Czeslaw Milosz

Más vale que nos impongamos la única norma importante:
Mantenernos libres de tristeza y de indiferencia.
 
portada del libro editado por Círculo de Lectores

portada del libro editado por Círculo de Lectores

Czeslaw Milosz obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1980. Poeta, ensayista y traductor es autor también de algunas novelas, entre las cuales destaca El poder cambia de manos, que en 1953 obtuvo el Prix Littéraire Européen.

El título de la novela resulta muy explícito. Ambientada en la Polonia de finales de la II Guerra Mundial, la novela narra los sucesos que viven un grupo diverso de individuos en esas fatídicas fechas. La primera parte de la novela, “Verano de 1944”, narra la llegada del Ejército Ruso a orillas del Vístula y su pasividad ante la insurrección de la ciudad de Varsovia contra las fuerzas nazis ocupantes. La segunda parte, “Hasta el Elba”, narra el avance del Ejército Rojo hasta Berlín y el establecimiento de una nueva administración comunista en la ciudad de Lodz con la consecuente represión de la disidencia.

Apocalipsis: la II Guerra Mundial es un documental de más de 5 horas que TV2 emitió hace un par de temporadas. Episodio 6: “Infierno”

La novela de Milosz constituye una dura crítica a cualquier tipo de totalitarismo, pero especialmente se trata de un reproche al totalitarismo soviético que impone su ley a la población nuevamente ocupada: un nuevo miedo (lo que espantaba ahora a las gentes no era un peligro inmediato, sino algo así como la amenaza misteriosa y preñada de prohibiciones que pesa sobre las tribus primitivas). Aunque Milosz  aceptara sin grandes entusiasmos el gobierno comunista, rechazado por una inmensa mayoría silenciosa, y sirviera diplomáticamente a la nueva administración, pronto se distanció del régimen y acabó exiliándose en Francia, para posteriormente instalarse en California como profesor de literatura polaca en la Universidad de Berkeley. Se manifiesta así de forma clara esa decepción y su disidencia en las páginas de la novela.

insurrección de Varsovia: agosto de 1944

insurrección de Varsovia: agosto de 1944

liberación de varsovia: enero de 1945

liberación de Varsovia: enero de 1945

Estilísticamente, dentro de un marco narrativo caracterizado por el fragmentarismo y protagonizado por múltiples personajes que se interrelacionan conforme avanza la acción de la novela, el autor alterna fragmentos de contenido político y filosófico (determinadas conversaciones o reflexiones de algunos de sus personajes) con fragmentos eminentemente líricos (la descripción del paisaje, inmutable ante la devastación humana). Sin un protagonista claro, Piotr Kwinto, oficial polaco del Ejército Ruso, represaliado años atrás en un campo de trabajo en los Urales, constituye una de las figuras más significativas quien, ante la cólera y la náusea (la novela presenta algunos tintes existencialistas, propios de la época de posguerra) que le despiertan la nueva ocupación, encontrará en la huida la única redención posible. Paralelamente, el profesor Gil, superviviente del campo de concentración de Auschwitz, profesor universitario retirado de las aulas y que sobrevive gracias a algunas traducciones de autores clásicos, actúa como testigo del infortunio de varios personajes que acabarán cayendo en desgracia.

Alusiones a la sublevación del guetto de Varsovia, el detallado episodio de los combates en la Ciudad Vieja, la huida de los combatientes por las alcantarillas, las operaciones de los maquis en el campo, aligeran el tono grave y descriptivo que adquiere el texto en ocasiones. En cierto sentido, la novela de Milosz recuerda a Vida y destino de Vasilio Grossman al denunciar los totalitarismos que desolaron la Europa de mitad de siglo, y evidenciar el profundo antisemitismo que impregnaba la Europa oriental de aquella época.

Czeslaw Milosz (Šeteniai, Lituania, 1911 - Cracovia, 2004)

Czeslaw Milosz (Šeteniai, Lituania, 1911 – Cracovia, 2004). Premio Nobel de Literatura, 1980.

A pesar de las reticencias del autor (“un poeta no debe escribir novelas”), resulta un texto interesante, tanto aún como la figura de Milosz, cuya poesía (Tierra inalcanzable. Antología poética) fue editada por Galaxia Gütenberg hace un par de años, en el centenario del nacimiento del poeta polaco.  El año que viene se cumplirá el décimo aniversario de su muerte.

 El propósito de la poesía es recordarnos
qué tan difícil es permanecer como una sola persona
pues nuestra casa está abierta, las puertas no tienen llave
e invisibles invitados entran y salen a placer.

 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s