Los peces no cierran los ojos de Erri De Luca

 Hoy sé que aquel amor cachorro contenía todos los adioses siguientes.

portada del último libro de Erri De Luca, publicado por Seix barral

portada del último libro de Erri De Luca, publicado por Seix Barral

Los peces no cierran los ojos y el protagonista de la novela tampoco cuando es besado por primera vez por una niña inteligente e inquieta en la orilla de la playa. Erri De Luca (niño de posguerra, activista político, obrero, escalador y traductor de la Biblia) rememora un verano de su infancia en una localidad próxima a Nápoles, junto a su madre, y en ausencia de su padre recién emigrado a Estados Unidos.

Los peces no cierran los ojos es una novela autobiográfica, compendio de su vida y de su obra y de las circunstancias históricas que le han tocado en suerte. Los ecos de la Segunda Guerra Mundial, las revueltas estudiantiles del 68, la miseria de África o la guerra de Bosnia se mezclan en la mente del narrador con la infancia de un niño harto de que el cuerpo crezca más lento que su cerebro.

Roberto Murolo canta “Torna a Surriento”:

Me arrimo a través de la escritura a mi yo de hace cincuenta años, dice el autor en un momento de la novela. La escritura concebida como un ejercicio de aproximación al pasado, a un personaje lejano, inexistente, que lee sobre la arena y resuelve los crucigramas y jeroglíficos de las revistas, que se baña en las limpias aguas del Mediterráneo y  ayuda a los pescadores del puerto en sus faenas, que recibe una dura paliza por parte de unos muchachos que rivalizan con él por ganar la atención de la joven veraneante del norte, escritora incipiente y amante de los animales. Un personaje que vive su primer amor en la playa y conoce el sentido de palabras amor y justicia. Sin embargo, los sucesos de ese verano en el Nápoles de los años 50, tanto la peripecia sentimental como las circunstancias familiares (la precariedad económica, la emigración…), condicionan el futuro del autor y constituyen la semilla que fructificará con el paso de tiempo en una vida marcada por la conmoción y la cólera revolucionarias, el adiestramiento para las lenguas, la afición por el alpinismo, los escombros de la guerra de Bosnia, el trabajo manual… Para alguien nacido en Nápoles, el destino está a sus espaldas, es provenir de allí.

Erri De Luca, las manos en el bolsillo, la cara apergaminada...

Erri De Luca, las manos en el bolsillo, la cara apergaminada…

Novela corta, escrita con un lenguaje seco, depurado, sin florituras, de una cruda sensibilidad no exenta de cierto lirismo. Una lengua (el dialecto napolitano) y una forma de contar que remite a las voces de las narradoras de la familia (la madre, la tía, la abuela), sus voces han formado mi sintaxis, mis frases escritas no son más largas que el aliento que se precisa para pronunciarlas, y que se complementa con la lengua (el italiano) y el estilo culto adquiridos a través de diversas y variadas lecturas (El Quijote, la Biblia…). Nombrado escritor de la década por el Corriere della Sera y galardonado con diversos premios, Erri De Luca es uno de los autores más leídos y admirados actualmente en Europa. Yo no tenía ni idea de su existencia. Gracias, Maria Jesús, por darme a conocer tan bello talento.

Enlace a Una cadena montañosa llamada Erri Da Luca, Artículo de Javier Rodríguez Marcos publicado en la sección de Cultura de El País, 03/03/2012.

2 responses to “Los peces no cierran los ojos de Erri De Luca

  1. Pues lo pintas muy atractivamente y me lo apunto. Gracias!

  2. Espero que te guste, José Luis. Es un libro breve, pero intenso.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s