Riña de gatos. Madrid 1936 de Eduardo Mendoza

portada de la penúltima novela de Eduardo Mendoza

portada de la penúltima novela de Eduardo Mendoza: una fábula moral

He tenido el placer de leer la última novela de Eduardo Mendoza, ambientada en el Madrid previo al estallido de la guerra civil. Riña de gatos. Madrid 1936 se inscribe en ese grupo de novelas que el autor ambienta en períodos recientes de nuestra historia (La verdad sobre el caso Savolta, La ciudad de los prodigios, El año del diluvio, Una comedia ligera…). En el autor barcelonés, a pesar de su interés por contextualizar sus obras, predomina el placer de narrar y de fabular al rigor histórico. El reto al que se enfrenta  en su penúltima novela es abordar el ambiente dramático y convulso previo al estallido de la guerra con un encomiable tono cómico y burlesco, sin caer por ello en la frivolidad o el mal gusto.

El protagonista de Riña de gatos es un crítico de arte inglés, especializado en la pintura de Velázquez, quien atraído por dos mujeres se verá envuelto en una rocambolesca historia de intrigas y espionaje en el turbulento Madrid de la primavera de 1936. Anthony Whitelands, un tanto ingenuo y despistado, va dando tumbos a lo largo de la novela. Su antagonista, José Antonio Primo de Rivera, como otros tantos personajes históricos recreados por Mendoza (Manuel Azaña, los generales Mola, Queipo del Llano y Franco, Alcalá Zamora…), es elevado con esta novela a la categoría de personaje de ficción.

Una vez pasada la publicidad, descubriréis dos referencias literarias importantes para Mendoza: una deuda y un descubrimiento.

Explica Mendoza en alguna entrevista que su interés por la figura de José Antonio viene de lejos y en la novela tenemos la oportunidad de conocer algunos de los entresijos de la Falange y de su fundador. Elevado a la categoría de héroe tras su muerte, utilizado por el régimen franquista como ideólogo del Movimiento, Primo de Rivera se revela en la novela como un auténtico memo que, no obstante, fue capaz de ejercer una poderosa atracción entre amplios sectores de la población española con un discurso redentor, delirante y poético.

Además de irresponsable y tonto, Primo de Rivera es un botarate y eso salta a la vista... palabras del Director general de Seguridad

Además de irresponsable y tonto, Primo de Rivera es un botarate y eso salta a la vista… palabras del Director General de Seguridad en la novela

Por otro lado, la novela funciona como un encomiable estudio de la vida y la obra de Diego Velázquez. El descubrimiento de un cuadro del pintor sevillano, un desnudo femenino, que el protagonista va a tener que tasar, actúa como causa y motivo de los devaneos en los que se ven envueltos diversos personajes. Narrada con un estilo ágil, al que ya nos tiene acostumbrados el autor catalán, con un dominio admirable de los registros lingüísticos que, como de costumbre, utiliza como un hábil recurso humorístico, junto a los habituales recursos paródicos y follestinescos, la novela constituye una deliciosa y entretenida comedia de enredo, no exenta de elementos históricos y culturales que van más allá del mero vodevil.

el cuadro que el protagonista debe autenticar se trata de un desnudo femenino atribuido a Velázquez

el cuadro que el protagonista debe tasar se trata de un desnudo femenino atribuido a Velázquez

José Carlos Mainer, director de la reciente Historia de la literatura española editada por Crítica, en una elogiosa reseña en Babelia, concluye que la concesión del Premio Planeta 2010 a la novela de Mendoza no es más que una feliz coincidencia. Una vez leída y disfrutada, puedo dar fe de ello.

7 responses to “Riña de gatos. Madrid 1936 de Eduardo Mendoza

  1. Mendoza me encanta, y creo que no soy nada original. Justo ahora estoy a medias con una de las primeras suyas, “La isla inaudita”, y nunca deja de admirarme lo inteligente y simpático que llega a ser. Un cachondo muy listo, y creo que una gran persona. Este de los gatos se me había quedado en el fondo del montón, pero desués de leerte lo voy a rescatar.

  2. Francamente, Mendoza nunca me ha defraudado. A su incisiva ironía y tendencia a la parodia hay que añadirle un dominio absoluto del lenguaje. No te pierdas la delirante descripción de Venecia al principio del capítulo II. Mendoza, Marsé, Vázquez Montalbán… ¡vaya nómina de excelentes novelistas barceloneses! Te recomiendo a Javier Pérez Andújar, más joven pero que también sigue la misma estela de los mayores.

  3. Dons jo lamento no coincidir amb la teva valoració, vaig llegir el llibre pràcticament quan va sortir al mercat i aleshores em va confirmar que els premis Planeta no son coincidents amb las meves preferències (i ara desprès de les declaracions del Lara encara ho seran menys, segur) i la lectura del llibre se’m va fer molt feixuga. I amb això no dic que no sigui un bon llibre, però jo del Mendoza nomes em quedo amb La ciutat de los prodigios. Gustos per tots !!! Salutacions.

  4. Hola Imma:
    Només faltaria que tots haguéssim de coincidir en els mateixos gustos: quin avorriment! Salvant les distàncies, has llegit la novel.la de Jordi Puntí Maletes perdudes? És una novel.la ambientada en la Barcelona de posguerra (a més de l’Europa dels exiliats i emigrants), un tant estrambòtica i delirant en el seu argument, que en cert sentit em va recordar La ciudad de los prodigios. Una abraçada!

    • Dons no, no l’he llegit, la veritat es que l’he tingut a les mans un munt de vegades però desprès altres llibres han passat per davant, faré cas de la teva recomanació. Gràcies i una abraçada.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s